Periodico digital de informacion, noticias y turismo de Plasencia y las comarcas del norte de Extremadura, valle del Jerte, la Vera, Valle del Ambroz, las hurdes, Monfrague, Trasierra y Tierras de Granadilla, valle del Alagon y Sierra de Gata. PARA CUALQUIER SUGERENCIA O CONTACTO mpanjav@gmail.com
Siglo IX-X en el flanco Suroeste de la población andalusí denominada Ambroz, s...

IGLESIA DE LA MAGDALENA

Siglo IX-X en el flanco Suroeste de la población andalusí denominada Ambroz, se dispuso un barrio extramuros habitado por cristianos. Se trata de la mozarabía ambrocí articulad...
Los orígenesNo hay seguridad en cuanto a la fecha en la que el primero de la se...

HISTORIA DEL RELOJ DEL ABUELO MAYORGA

Los orígenesNo hay seguridad en cuanto a la fecha en la que el primero de la serie que se han ido colocando con el paso de los años, aunque todo indica a que la fecha estaría de...
Hace aproximadamente 115 años, el día 21 de junio de 1896 fue inaugurada la l...

26 AÑOS DEL CIERRE DE LA VIA FERREA PLASENCIA-ASTORGA

Hace aproximadamente 115 años, el día 21 de junio de 1896 fue inaugurada la línea férrea Plasencia-Astorga, en 1893 llegó a Plasencia “El Ferrocarril”, pudo tenerlo mucho ...
Compartir en facebook

VIRGEN DEL PUERTO PLASENCIA

ROMERIA VIRGEN DEL PUERTO PLASENCIA

La fiesta principal se celebra el domingo siguiente a la Pascua de Resurrección. Todo el monte se cubre de romeros hasta el punto de que resulta difícil encontrar un lugar para comer tu merienda, hecho ritual de la jornada. En la tarde la salida de la Imagen sobre sus andas en un bello espectáculo de emoción y religiosidad. Los asistentes no se mueven en muchos momentos y es sola la Virgen la que parece volar sobre los brazos que la pasean en alto.
Declarada Patrona de la ciudad por el Santo Papa Pío X, su pueblo la coronó canónicamente en tiempos del Obispo don Juan Pedro Zarranz y Pueyo. Oficio el acto el Nuncio de Su Santidad en España Cardenal Cicognani. Era el día 27 de abril de 1952.
El día anterior, víspera de la Coronación, el ayuntamiento de Plasencia presidido por su Alcalde D. Fernando Barahona y en sesión extraordinaria nombro a la Virgen del Puerto “Alcaldesa Honoraria de Plasencia”, razón por la que delante de la Imagen encontramos el bastón municipal de mandos
la Virgen del Puerto de Plasencia es posiblemente la única Patrona provinciana que tiene en el corazón de Madrid un majestuoso Santuario dedicado a Ella misma. Se halla a las riberas del Manzanares, no muy lejos de San Antonio de la Florida.
Se trata de un empeño personal de Francisco Antonio de Salcedo y Aguirre, Marques de Vadillo. La fábrica del Santuario se debe a Pedro Ribera, uno de los discípulo de Churriguera. Lógicamente es un hermoso ejemplar del barroco español y se inauguró en 1718. En 1945 fue declarado monumento nacional. En 1951 fue entregado al Obispado de Madrid, que lo ha puesto bajo la jurisdicción de la Parroquia de Santa Maria de la Cabeza. Uno de sus últimos capellanes es D. Alonso Martín Sanz, sacerdote placentino, que ha dignificado el máximo el culto del Santuario. Coopera con él una cofradía, principalmente de placentinos residentes en Madrid, cuyo esfuerzo por su Virgen es generalmente elogioso.
La imagen que hoy veneramos es copia exacta de la placentina y ha sido realizada por el escultor Víctor González Gil, ya que la anterior fue destruida durante la guerra Civil del 36


SANTUARIO DE LA VIRGEN DEL PUERTO

A finales de la Edad Media y ya consolidada Plasencia como ciudad cristiana la Providencia, depara a un pastor la suerte de encontrar la bendita Imagen entre los peñascales de Valcorchero.
Recibió su primer culto no en el lugar del hallazgo sino en el mismo puerto del camino de Extremadura a Castilla. el que sube por el desfiladero de Puerto de Béjar.
La primitiva talla encontrada dejaría paso después a la actual, popularizada entre aquellas representaciones de Vírgenes de la Leche, de las que existen muchas en la región: Cabezuela, Becedas, Cañaveral, Garrovíllas. Guijo de Granadilla. Varias de Plasencia. Entre éstas creemos encontrar la más antigua de la región en el Cañón de Mirabel.
Sin lugar a dudas este relato está sacado de la secular leyenda amada y conocida de todos los placentinos.
Con datos artísticos incuestionables tenemos que hablar a partir del siglo XV, siglo al que pertenece la actual Imagen.
El Chantre de la Catedral D. Diego de Lobera, fallecido en 1.502, levantó un templo más rico que el primitivo del que no quedan huellas. Distaba de Plasencia una legua, unos cinco kilómetros, y se subia por un viejo camino medieval, muy bien trazado y conservado que ha estado en uso hasta mediados de este siglo.
Los custodios de ese primer templo. los franciscanos, en 1.521 hicieron reparaciones embelleciendo la ermita, que ellos mismos cuidaban. El Papa León X concedió “indulgencia a los que contribuyesen a tan saludable y santo objeto”.
La transformación duró muy poco, porque el obispo D. Diego de de Arce y Reinoso, aprovecho el ambiente creado y demoliendo el templo existente, edificó otro de mayor amplitud y hermosura.
A GLORIA Y HONRA DE DIOS Y DE SU MADRE SANTISIMA SE HIZO ESTE SANTUARIO Y OBRA DE LAS LIMOSNAS DE SUS DEVOTOS, POR NO TENER RENTA NI PATRONO, SIENDO OBISPO DE PLASENCIA DON DIEGO DE ARCE Y REINOSO, DEL CONSEJO DE SU MAJESTAD; SIENDO MAYORDOMO DE NUESTRA SEÑORA DEL PUERTO JUAN GUTGUTIERRES, CANONIGO, NATURAL DE LA VILLA DE BEJAR: ACABOSE EL AÑO DE 1.644. (Lápida que se conserva en la ermita)
En esta nueva casa permaneció hasta 1720 en que se construyo la actual. En tres años se realizo la magnifica obra que ahora admiramos. Orgullosos de ella lo grabaron en una inscripción de la fachada principal.
EJECUTOSE LA NUEVA FABRICA DE ESTE SANTUARIO A EXPENSA DE LAS LIMOSNAS DE LOS DEVOTOS, SIENDO OBISPO DE ESTA CIUDAD EL ILUSTRIDIMO SEÑOR DON FRAY FRANCISCO LASO DE LA VEGA: CORREGIDOR SUPERINTENDENTE, DON JUAN FRANCISCO DE LUJAN Y ARCE MAYORDOMO DE NUESTRA SEÑORA, DON MANUEL DE MELO, CANONIGO DE ESTA SANTA IGLESIA Y CAPELLAN DE ESTE SANTUARIO, DON ANTONIO CORDOBES.
Transformaciones menos importantes me han seguido haciendo hasta nuestros días, pero ninguna ha alterado la fisonomía del siglo XVIII. La más destacada de todas me realizó en los años posteriores a la terminación de la Guerra Civil, - 1.940 cuando un devoto de la Virgen la dio gracias hermoseando lo existente principalmente con un friso de azulejos de Talavera, ejecutado para el Santuario por el famoso Ceramista Juan de Luna. En él se pueden contemplar algunas escenas marianas. Una principal con la leyenda de la aparición sobre el Cancho de las Tres Cruces.
El retablo mayor está pensado para albergar a la Virgen. Por eso adquiere curvaturas en sus dos extremos. Es clasicista y dorado. Presenta tres columnas a cada lado y en el centro del entablamento se encuentra el escudo de Plasencia.
Hasta la venerada Imagen se puede ascender desde el camarín, a donde acuden los creyentes para besar el manto. Manto que puede ser cambiado según los ciclos litúrgicos o las fiestas. Con todo el principal de ellos, el de la Coronación, se encuentra en la sacristía.
Por cuestiones de seguridad, está guardada la riquísima corona, obra de los talleres Granda y con la que fue coronada. Toda la ciudad supo desprenderse de sus mejores joyas de oro, plata y diamantes hasta conseguir la envidiable corona de tan fausto acontecimiento en 1.952.
La parle exterior del Santuario es sumamente pintoresca. Se encuentra rodeado de una fuerte muralla de piedra. Que iguala las rocas existentes hasta convertirlas en paseo de circunvalación con suelo de cantería. Se asciende por una única escalera de varios peldaños. El camarín vuela sobre este recinto dejando un paso a modo de halcón desde el que se contempla la ciudad y su valle.
Otro arco une el templo con las casas donde viven los religiosos actuales, los PP. Servitas, que atienden solícitamente el culto. Es bella una espadaña de ladrillo donde se colocan las campanas que resuenan entre aquel las oquedades berroqueñas.
Últimamente las autoridades han construido una monumental fuente para hacer llegar hasta el santuario el agua que escasea en aquellos parajes.
Ahora se asciende hasta el Santuario por una estrecha carretera que rodea la Residencia de la Seguridad Social, deja a su lado parte del antiguo acueducto, se acerca luego hasta las proximidades de la Cueva de Boquique y ya en el último tramo se contemplan a la vez el cancho donde se apareció la Sma. Virgen. Señalado con tres pequeñas cruces de piedra y otra hermosa cruz de cantería labrada.
Por las noches, para que nada falte, una farola luminosa sigue indicando a todos los placentinos que allí está la Virgen su Patrona.